Inicio Covid19 Emmanuel Macron hace un llamamiento a la unidad por partida doble

Emmanuel Macron hace un llamamiento a la unidad por partida doble

71
0
Compartir

El presidente francés insiste en el mensaje cuando el país sigue golpeado por la pandemia y su partido puede verse fracturado este mismo martes.

En plena batalla contra el coronavirus, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha rendido homenaje este domingo al general Charles de Gaulle (1890-1970) en el 80 aniversario de la batalla de Montcornet, una derrota militar poco conocida por el gran público que ayudó a forjar el mito de la resistencia francesa y del propio De Gaulle. El jefe de Estado francés ha aprovechado la ocasión para hacer un llamamiento a la unidad y alabar el “espíritu francés”, que encarna De Gaulle, general, líder de la Francia Libre y presidente de la República.

“Charles de Gaulle nos dice que Francia es fuerte cuando toma en sus manos su destino, cuando se mantiene unida, cuando busca la voz de la cohesión en nombre de una cierta idea de Francia que nos une más allá de las discordias entonces accesorias”, dijo Macron en un discurso en La Ville-aux-Bois-lès-Dizy (norte de Francia).

Un llamamiento a la unidad que podría interpretarse como una referencia a la crisis sanitaria actual, cuya gestión por parte del Gobierno es criticada por la oposición, y a las disputas dentro de su propio partido. La República en Marcha podría perder esta semana la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, tras la creación de un nuevo grupo parlamentario, al que podría unirse, según la cadena BFMTV, una decena de diputados del partido el presidente.

El jefe de Estado dio con su discurso el pistoletazo de salida a las conmemoraciones del año De Gaulle en el lugar de la batalla de Montcornet del 17 de mayo de 1940. Este año se cumplen 130 años de su nacimiento, el 22 noviembre de 1890 en Lille, 80 años de su llamamiento a los franceses para resistir la ocupación nazi del 18 de junio de 1940 y 50 años de su muerte el 9 noviembre 1970 en Colombey.

En Montcornet, De Gaulle, por entonces coronel, entró por primera vez en los libros de Historia. El 10 de mayo de 1940, las tropas alemanas invadieron los Países Bajos, Luxemburgo y avanzaban hacia la frontera. Eran los primeros estertores de la llamada batalla de Francia al inicio de la Segunda Guerra Mundial.

De Gaulle se puso un día después al mando de la 4ª DCR, una división blindada que contraatacó a los invasores alemanes. Su misión era doble: tomar el vital nudo de comunicaciones de Montcornet y frenar el avance de la Wehrmacht hacia París. A pesar de unos primeros avances, esta contraofensiva acabó en derrota. Pero de las derrotas también se aprende. “Hay derrotas de un día que llevan en sí mismas los gérmenes de las victorias a venir. La batalla de Montcornet es una de ellas”, dijo Macron. “Es aquí mismo, sobre los campos de batalla de Aisne, donde De Gaulle encontró su destino”.

El Palacio del Elíseo quiere aprovechar el año De Gaulle para celebrar “el espíritu de la Resistencia, el espíritu de la República y el espíritu de la Nación encarnadas en la figura del general”, según se explica en su web.

 

FIGURA DE REFERENCIA Y LIBRO DE CABECERA

Desde que llegó a la presidencia en mayo de 2017, Macron, un gran lector, ha buscado constantemente referencias históricas. Después de inspirarse en las figuras de Georges Clemenceau y François Mitterrand, Macron se fija ahora en el general en tiempos de coronavirus y en pleno año De Gaulle.

El presidente declaró en marzo “la guerra” contra el coronavirus, alabó el “espíritu de resistencia” y prometió a los franceses que “tendremos días mejores y volveremos a los días felices”, una referencia histórica al programa del Consejo Nacional de Resistencia (CNR), el órgano que coordinó los distintos movimientos de la Resistencia francesa.

En su primera foto oficial como presidente, Macron posó con varios libros sobre la mesa, entre ellos el de las “Memorias de Guerra” de De Gaulle, un homenaje claro al primer presidente de la V República y un referente para muchos políticos franceses. Al fin y al cabo, como dijo el propio general De Gaulle, “cada francés fue, es o será gaullista”. Macron tiene como libro de cabecera la obra “De Gaulle en Matignon” (editorial Fayard), sexto volumen de la Historia de la Quinta República de Georgette Elgey y libro de referencia del final de la IV República y la vuelta de De Gaulle al poder, según ‘Le Monde’.

El hecho de que Macron se inspire y reinvidique la figura de De Gaulle en tiempos de coronavirus no gusta a todos en Francia. El gaullista antieuropeo Nicolas Dupont-Aignan, líder del grupúsculo de la derecha nacionalista Francia de Pie, instó a Macron, al que considera “la antítesis del gaullismo”, a “dejar en paz” a De Gaulle y a los héroes de Montcornet.

Vía: El Mundo