Inicio Politica Internacional Francia apuesta por la alta velocidad en su plan de recuperación

Francia apuesta por la alta velocidad en su plan de recuperación

49
0
Compartir

El gobierno galo ha solicitado a Europa ayuda por valor de 40.900 millones de euros en subvenciones a fondo perdido, y no tiene previsto recurrir a los créditos que también contempla el Plan de Recuperación europeo.

Para acceder a esta ayuda, los gobiernos deben dedicar el 37% del gasto al clima y el 20% a la transición digital. Y para convencer a la Comisión Europea, Francia ha ido más allá: alrededor del 50% de sus fondos se destinarán al medio ambiente y el 25% a la economía digital.

Apuesta por el ferrocarril y la movilidad verde

París ha puesto el énfasis en la renovación energética y en la movilidad verde. “París insiste mucho en el ferrocarril, mientras que en Alemania se habla más de los coches eléctricos, que están más relacionados con la industria alemana. Y es lógico ya que es bien conocido el lugar que ocupa la alta velocidad en Francia”, explica Grégory Claeys, investigador del Instituto Bruegel.

El gobierno francés también marca la diferencia incorporando un eje de cohesión y formación a su estrategia. “Me parece útil porque si queremos impulsar una transición verde y una transición digital es importante trabajar en la formación y en los cambios laborales que se producirán”, añade Claeys.

Francia también ha aceptado la introducción de reformas estructurales en su plan de recuperación. Aunque no se puede hablar de ruptura sino más bien de continuidad respecto a los compromisos que había adquirido el gobierno. Por ejemplo, la revisión de la prestación de desem`pleo había quedado suspendida a causa de la pandemia.

En vísperas de la campaña presidencial

También es importante tomar en consideración que la presentación del plan se produce a un año de las elecciones presidenciales, por lo que servirá de hoja de ruta electoral para el presidente saliente Emmanuel Macron.

“El plan es también un plan de comunicación destinado a los franceses, para mostrar que Francia ha contribuido a mover un poco las líneas a nivel europeo. Fue uno de los principales elementos del programa de Macron durante las últimas elecciones presidenciales y seguramente seguirá ocupando un lugar destacado en las próximas”, comenta Claeys.

Sin embargo, los resultados no serán palpables durante la campaña. La Comisión se ha dado un plazo de dos meses para aprobar los planes nacionales y, si todo va bien, los primeros desembolsos podrían llegar durante los próximos meses. Pero el grueso de la financiación europea no se espera antes de 2023.

Vía: EuroNews