Inicio Politica Internacional Canadá respira con alivio y anticipa la vuelta de la gran alianza...

Canadá respira con alivio y anticipa la vuelta de la gran alianza con EE.UU. tras victoria de Biden

66
0
Compartir

“En nombre del Gobierno de Canadá felicito a Joe Biden y Kamala Harris en su elección como los próximos presidente y vicepresidenta de Estados Unidos”, dijo Justin Trudeau en un comunicado

El Gobierno del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, respiró este domingo con alivio tras la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de EE.UU. y el convencimiento de que con la futura Administración demócrata Canadá está más alineada con Estados Unidos que el México de Andrés Manuel López Obrador.

Trudeau se apresuró el sábado a felicitar a Biden y a la vicepresidenta electa, Kamala Harris, poco después de que los principales medios de comunicación estadounidenses declarasen la victoria del candidato demócrata cuatro días después de la celebración de los comicios.

“En nombre del Gobierno de Canadá felicito a Joe Biden y Kamala Harris en su elección como los próximos presidente y vicepresidenta de Estados Unidos”, dijo Trudeau en un comunicado, donde citó la lucha contra la pandemia de la covid-19 y el cambio climático como dos de los problemas en los que trabajará con la futura Administración.

DISTINTAS REACCIONES DE CANADÁ Y MÉXICO

La declaración de Trudeau y la rapidez en reconocer a Biden como ganador, cuando Trump todavía no ha aceptado su derrota electoral, contrasta con la actitud adoptada por México, el otro gran socio norteamericano de Estados Unidos y Canadá, que todavía no ha reconocido el resultado de las elecciones difundido por los medios.

Otro destacado integrante del Gobierno canadiense, el ministro de Asuntos Exteriores, Francois-Philippe Champagne, ahondó en las diferencias entre la posición de Ottawa y la de México y apuntó a que el dúo Biden-Harris tiene una mayor afinidad tanto política como emocional con Canadá.

En una velada crítica a la actitud del presidente mexicano, que ha declarado que no reconocerá al vencedor de las elecciones hasta que se resuelvan la demandas presentadas por la campaña de Trump contra el resultado, Champagne dijo que “lo correcto es felicitar al presidente electo Biden y a la vicepresidenta electa Harris”.

“Los estadounidenses han hablado”, añadió con contundencia Champagne en una entrevista a la radiotelevisión pública canadiense, CBC, antes de recordar que Harris cursó sus estudios de secundaria en la ciudad de Montreal y que tanto la vicepresidenta electa como Biden conocen bien Canadá”.

Champagne dejó claro que, aunque Trump seguirá siendo presidente hasta el 20 de enero y que Canadá le tratará con respeto y cortesía, el Gobierno de Trudeau ya está planificando el trabajo con la nueva Administración estadounidense y que hay muchas similitudes entre el programa de Gobierno avanzado por Biden y el del Ejecutivo canadiense.

DOS VICEPRESIDENTAS

Para empezar, ahora los dos países tienen vicepresidentas, ya que en Canadá Trudeau nombró en 2019 a Chrystia Freeland como viceprimera ministra.

Además, las políticas de Canadá en temas como la lucha contra la covid-19, el cambio climático o la política energética acercan Ottawa a Washington. Y son esos temas, los que separan en estos momentos a Estados Unidos y México.

Una de las prioridades de Canadá ahora es convencer al equipo de Biden que el presidente electo elija a Canadá como su primer destino al extranjero una vez que asuma la Presidencia de Estados Unidos.

Durante décadas, el primer viaje al extranjero de los presidentes estadounidenses fue a Ottawa, tradición que se rompió en el año 2001 cuando el republicano George W. Bush (2001-2009) decidió visitar primero México.

La decisión de Bush se interpretó como un mensaje de rechazo al entonces primer ministro canadiense, Jean Chrétien, quien mantuvo una gran relación con el expresidente Bill Clinton (1993-2001).

Obama restauró la tradición y en febrero de 2009 viajó a la capital canadiense para reunirse con el entonces primer ministro, el conservador Stephen Harper, a pesar de las grandes diferencias políticas que separaban a uno y otro.

TRUMP ROMPIÓ MOLDES

La victoria de Trump hace cuatro años rompió todos los moldes: el republicano no se movió el primer año de la Casa Blanca hasta que en mayo de 2017 decidió viajar a Arabia Saudí.

Trump no pisaría Canadá hasta junio de 2019 y sólo para participar en la Cumbre del G7, que abandonó a toda prisas y entre insultos contra Trudeau.

Ahora el Gobierno de Trudeau está seguro de que con el tándem Biden-Harris en la Casa Blanca, la normalidad volverá y Canadá podrá proclamar de nuevo que Ottawa y Washington son los dos aliados más estrechos del mundo.

Vía: El Comercio