Inicio Politica Internacional Macron: “El mundo no puede ser reducido a la rivalidad entre Estados...

Macron: “El mundo no puede ser reducido a la rivalidad entre Estados Unidos y China”

31
0
Compartir

El presidente francés reivindica la “cooperación internacional” en busca de “un nuevo consenso”, en su intervención en la 75º Asamblea General de la ONU

Emmanuel Macron ha defendido que la devastadora pandemia del coronavirus debe ser “una llamada de socorro” para la construcción de “un nuevo consenso”. El presidente de Francia, en una larguísima intervención ante la 75º Asamblea General de las Naciones Unidas de casi 45 minutos, más del doble del tiempo recomendado, ha querido presentarse como una figura de liderazgo global en un tiempo en que Estados Unidos y otras potencias reniegan del multilateralismo en favor de un aislador nacionalismo. “El mundo hoy no puede reducirse a la rivalidad entre China y Estados Unidos, a pesar del peso global de esas dos grandes potencias”, ha dicho, al término de la primera mañana de una Asamblea General en la que los líderes han intervenido de manera telemática, y en la que las tensiones entre Washington y Pekín han vuelto a aflorar con especial crudeza en las intervenciones de sus respectivos mandatarios.

La crisis sanitaria global ha puesto en evidencia “la fractura de los medios de acción colectiva”, ha dicho Macron, y “la salida solo puede venir de la cooperación internacional”. “El colapso de los marcos de cooperación significa que debemos construir un nuevo orden”, ha añadido. “El multilateralismo no es solo un acto de fe, es una necesidad operativa”, ha añadido, insistiendo en el mensaje que repite desde su llegada al poder hace tres años.

Macron ha lamentado la parálisis del Consejo de Seguridad de la ONU ante la pandemia, una inacción de la que ha culpado precisamente a la rivalidad entre Estados Unidos y China. En cambio, ha puesto en valor la respuesta de la Unión Europea, que ha dado “un paso histórico de unidad y solidaridad” ante una crisis de la que ha defendido que saldrá reforzada. “No estamos colectivamente condenados a un baile de dos que nos reduciría a tristes espectadores de una impotencia colectiva”, ha reiterado.

El presidente ha repasado los principales conflictos que sacuden el tablero mundial en Libia, Malí y Siria, entre otros. Ha celebrado la normalización de relaciones entre Israel, Emiratos Árabes Unidos y Baréin, pero ha recordado que “una paz justa y duradera requiere una negociación que permita a los palestinos ejercer sus derechos”. “La humillación”, ha dicho, “no puede ser compensada con dinero”.

Las tensiones en el Mediterráneo oriental entre Turquía y Grecia sobre los límites de las aguas territoriales y la exploración de hidrocarburos en aguas disputadas, conflicto en el que Francia ha liderado la ofensiva contra Ankara dentro de la UE, también ha salido a relucir en la primera jornada de la Asamblea General. El tono se ha suavizado en los últimos días, y tras una llamada este mismo martes con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, Turquía se ha mostrado dispuestas a retomar las conversaciones con Grecia.

“Los europeos estamos preparados para el diálogo, para la construcción de la esencial Pax Mediterránea, pero no con el coste de la intimidación”, ha dicho Macron. Horas antes, en su intervención en la misma Asamblea General, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado que solo puede haber una solución si se reconoce que los turcochipriotas “son copropietarios de la isla”. Erdogan ha propuesto una conferencia regional con los Estados costeros del Mediterráneo para abordar las tensiones “Me gustaría reiterar nuestra llamada a establecer el diálogo y la cooperación con los Estados costeros del Mediterráneo”, ha dicho. “Proponemos la celebración de una conferencia regional donde se tomen en consideración los derechos e intereses de todos los Estados costeros, y donde estén presentes también los turcochipriotas”.

Vía: El País