Inicio Politica Internacional EE.UU: problemas en voto postal complican el sufragio por adelantado

EE.UU: problemas en voto postal complican el sufragio por adelantado

42
0
Compartir

Por Fernando Fuentes

Rechazo de boletas enviadas por correo y anomalías en el Servicio Postal podrían repetir el escenario de pesadilla que se vivió el año 2000.

La jornada de este viernes podría pasar a la historia en Minnesota. Sus votantes no solo verán de cerca a los rivales por la Casa Blanca, ya que el Presidente republicano, Donald Trump, y su oponente demócrata, Joe Biden, harán campaña allí durante la jornada, sino también tendrán la oportunidad de comenzar a emitir sus votos para las elecciones del 3 de noviembre. Minnesota será el primero en abrir sus urnas, pero pronto le seguirán varios otros estados en el proceso de votación anticipada en persona.

Pero antes que Minnesota, a Carolina del Norte le había correspondido dar la partida al voto por correo para las elecciones presidenciales. A partir del 4 de septiembre, ese estado comenzó a enviar las 618.000 boletas solicitadas en el primer plazo, en respuesta al enorme incremento en las solicitudes en todo el país por la búsqueda de formas más seguras de votar durante la pandemia. Esta cifra supera en más de 16 veces la cantidad enviada en la misma fase del proceso hace cuatro años, según destaca The Associated Press.

El Partido Republicano ha dominado históricamente el voto anticipado en Carolina del Norte, pero este año las solicitudes que predominan no son las de sus partidarios. Los demócratas pidieron más de 326.000 boletas y los independientes 192.000, con apenas 92.000 de republicanos.

Pero a poco más de seis semanas de las elecciones, el proceso -ya enturbiado por las acusaciones infundadas de Trump de un eventual fraude generalizado- empieza a presentar sus primeros obstáculos. En ese sentido, CNN asegura que ya existe preocupación sobre las firmas que no coinciden en las papeletas de voto ausente.

Es el caso, por ejemplo, de Carolina del Norte, donde alrededor del 2% de las 10.000 boletas enviadas por correo en los primeros días de la votación fueron rechazadas debido a algún problema, incluidos cuestionamientos de las firmas, según datos de la junta electoral del estado.

Una situación similar ya se presentó en las primarias de Wisconsin, en abril. En esa oportunidad, casi el 2% de las boletas enviadas por correo fue rechazado, según la Comisión Electoral de Wisconsin, lo que significa una de cada 50 boletas.

Según la cadena de televisión estadounidense, Trump y los republicanos abogan por coincidencias estrictas en las firmas de los votantes para las boletas por correo, mientras que los demócratas presionan por reglas más relajadas que permitan a las personas demostrar que son quienes dicen ser, incluso si sus firmas han cambiado un poco.

Es este tipo de problemas el que ha llevado a que CNN se formule una inquietante pregunta: “¿Recuerda las hanging chads (boletas electorales defectuosas), la pesadilla de las elecciones de 2000 en Florida? El equivalente de 2020 podría terminar siendo firmas no coincidentes”, advirtió.

Pero las rúbricas disconformes en las papeletas son solo una parte de los problemas que se han presentado en este proceso electoral. En Ohio, una junta estatal dirigida por el Partido Republicano rechazó una propuesta para pagar por adelantado el franqueo de las boletas (una solicitud de US$ 3 millones para cubrir los costos de envío), lo que significa que ahora los ciudadanos deben producir sus propios sellos para enviar sus boletas por correo.

Mientras, los dos partidos han advertido sobre una tarjeta postal enviada a todos los hogares por el Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) que contiene información inexacta sobre la votación por correo.

Cuestionados por funcionarios de Colorado, Utah, Nevada y Maryland, los correos decían que los votantes deberían “solicitar su boleta postal (…) al menos 15 días antes del día de las elecciones”. Pero eso no es exacto para todos los estados, especialmente para los millones de estadounidenses que viven en los nueve estados y Washington DC, que automáticamente envían boletas a todos los votantes registrados.

A ello se suma un análisis de The New York Times a más de 28 millones de piezas de correo, que encontró que la entrega a tiempo disminuyó notablemente en julio y agosto después de que Louis DeJoy, el director general del USPS, implementó medidas de reducción de costos. La entrega se ha acelerado ligeramente desde el verano (boreal), pero sigue siendo más lenta que a principios de este año.

Al mismo tiempo, Trump ha cuestionado repetidamente el proceso de votación por correo. “Va a ser un fraude en todas partes”, dijo, sin pruebas, en junio.

“Me preocupan los esfuerzos para suprimir el voto atacando la votación por correo y socavando a la Oficina de Correos. Cualquier sistema de predicción, así como la viabilidad de la democracia estadounidense, dependen de un voto pleno y justo”, dijo recientemente a La Tercera Allan Lichtman, historiador de la American University que ha pronosticado el ganador de cada contienda en EE.UU. desde que Ronald Reagan triunfó en la reelección en 1984.

Vía: La Tercera