Inicio Politica Nacional En cita reservada: Presidente de Evópoli propone a sus pares de Chile...

En cita reservada: Presidente de Evópoli propone a sus pares de Chile Vamos renunciar a sus cargos y desata duras recriminaciones

56
0
Compartir

Por Paula Catena

En cita reservada: Presidente de Evópoli propone a sus pares de Chile Vamos renunciar a sus cargos y desata duras recriminaciones

Ayer, los timoneles de RN, Mario Desbordes; de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, de Evópoli, Hernán Larraín Matte y del PRI, Rodrigo Caramori, se reunieron, a través de Zoom, por primera vez luego de la crisis desatada por la aprobación en la Cámara del proyecto de retiro de fondos de las AFP. Si bien el encuentro partió de “buena manera” terminó tensionado debido a recriminaciones cruzadas. De todas formas, los jefes de partido habrían acordado retomar las negociaciones para las elecciones municipales y parlamentarias.

Fue el expresidente de Evópoli, Jorge Saint Jean quien, según fuentes del oficialismo, decidió intervenir y organizó la cita. De acuerdo a las mismas versiones, en medio de la crisis que atraviesa la coalición por la aprobación del retiro de fondos de pensiones en la Cámara de Diputados, Saint Jean se puso en contacto con los presidentes de RN, la UDI, Evópoli y el PRI para coordinar una reunión, la que se concretó ayer cerca de las 16.00.

El encuentro fue el primero en el que, tras más de un año sin reuniones de coordinación del bloque, estuvieron los cuatro timoneles prácticamente a solas, considerando que participó también Saint Jean.

La cita, que se realizó vía Zoom y que se extendió por cerca de una hora y media, según presentes, partió de manera positiva y en un “buen ánimo”, con miras a arreglar las relaciones al interior de Chile Vamos. Esto, luego de la nueva derrota que sufrieron en el Congreso debido a que 13 diputados del bloque apoyaron el proyecto que permite el 10% del retiro de fondo de pensiones, lo que ha desencadenado recriminaciones cruzadas.

El conflicto al interior de la coalición, en todo caso, viene de mucho antes: a raíz de la molestia que generó que algunos parlamentarios del sector impulsaran o apoyaran proyectos “inconstitucionales” y de la decisión del Presidente Sebastián Piñera de no vetar el proyecto de ley que pone límite a la reelección a los alcaldes. Esto último, de hecho, fue lo más malestar generó en la UDI, quien posteriormente acusó a La Moneda de falta de conducción política y apuntó sus dardos al titular de Interior, Gonzalo Blumel.

En este escenario, de acuerdo a las mismas fuentes, se desarrolló ayer la cita. Ahí, abordaron cómo mejorar las relaciones e ir retomando las reuniones de coordinación. Hasta ahí iba todo bien, sin embargo, el ambiente cambió rotundamente cuando el timonel de Evópoli, Hernán Larraín Matte, tomó la palabra.

Larraín Matte, según presentes, sugirió que, debido a los difíciles momentos que atraviesa el bloque, los cuatro presidentes de Chile Vamos renunciaran a sus cargos directivos para dar una señal. La propuesta elevó las tensiones en la cita y fue rechazada de plano por sus pares de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe; de RN, Mario Desbordes; y del PRI, Rodrigo Caramori.

Según algunas versiones, el timonel de Evópoli, argumentó su postura señalando que hay una crisis de gobernabilidad y que eso pasa por la responsabilidad del gobierno y también de los partidos de Chile Vamos. En ese sentido, puso sobre la mesa que hace un año que no ha habido reuniones de coordinación entre los presidentes de partidos, que no existe coordinación, ni diálogo.

También sostuvo que ha habido descalificaciones personales que han minado las confianzas entre los partidos y los líderes y, por lo tanto, eso perjudica al bloque. En esa línea, planteó que a los días que el gobierno había cerrado un acuerdo con la oposición en el marco de la pandemia, Desbordes propuso que el gobierno se abriera al retiro del 10% de los fondos de pensiones, por lo que, manifestó, hay varias responsabilidades compartidas. En ese sentido, que los cuatros dejaran sus cargos sería una señal potente.

“Somos corresponsables de la crisis de gobernabilidad que vive el sector”, habría dicho el timonel Evópoli.

Ahí, Desbordes habría respondido que por ningún motivo renunciaría a la presidencia del partido, argumentando que está en un proceso eleccionario interno, pues ya anunció que pretende reelegirse en noviembre. Lo mismo le habría dicho Van Rysselberghe, quien habría agregado que si él quería hacerlo, que lo hiciera.

Posteriormente, vinieron otras recriminaciones. Salieron a la luz los cuestionamientos por los proyectos inconstitucionales de algunos parlamentarios del sector, a lo que Desbordes, de acuerdo a las mismas fuentes, le enrostró a Larraín Matte que ellos también han impulsado medidas que son inadmisibles.

Por su parte, la timonel de la UDI transmitió su molestia a Evópoli debido a la decisión de Piñera de no vetar el proyecto de alcaldes que pone límite a la reelección y habría hecho hincapié en que el jefe político del gobierno (Gonzalo Blumel) es de ese partido.

Buscando calmar los ánimos, según una de las versiones, Saint Jean tomó la palabra y transmitió que es positivo que existan este tipo de descargos. A su vez, Desbordes planteó la necesidad de que -dada la tensión existente al interior de la coalición- los secretarios generales retomaran el trabajo para las elecciones municipales y parlamentarias, a lo que todos habrían accedido.

Según cuentan fuentes del oficialismo, Saint Jean había creado un grupo de WhatsApp con los cuatro presidentes de partidos y tras la cita de ayer, Larraín Matte agradeció hoy en la mañana las gestiones del extimonel de Evópoli y anunció que se saldría del chat argumentando que existe otro, que corresponde al canal oficial.

Vía: La Tercera