Inicio Politica Nacional Migración, gobernabilidad y programa económico marcaron segundo debate presidencial

Migración, gobernabilidad y programa económico marcaron segundo debate presidencial

98
0
Compartir

El debate destacó por temas como la migración, propuestas económicas, violencia en la macrozona sur y la posible acusación constitucional contra el Presidente Piñera.

“Estoy confiado que ganaremos y que vamos a construir una mayoría lejos de los extremos”, afirmó el abanderado del oficialismo sobre la baja que ha tenido en las encuestas.

La abanderada de Nuevo Pacto Social criticó la alternativa de militarizar La Araucanía y afirmó que es “seguir con la lógica del fracaso”.

En el caso migratorio, la carta de Apruebo Dignidad afirmó abandonarán “la doctrina Piñera de hacer un show en Cúcuta de invitar y después abandonar”.

El líder del Partido Republicano aseguró que “las Naciones Unidas está integrada por países que no creen en la democracia y que violan permanente los derechos humanos”.

El líder del PRO, que tuvo su primer debate, descartó las acusaciones que lo vincula como asesor del presidente de Argentina, Alberto Fernández.

Mientras que la opción de Unión Patriótica se mostró a favor de una acusación constitucional contra el Mandatario.

Seis de los de los siete candidatos presidenciales se enfrentaron la noche de este lunes en el segundo debate televisado de cara a las elecciones de noviembre, que estuvo marcado por cuestionamientos entre los abanderados y medidas para enfrentar la migración y la violencia en la macrozona sur.

La instancia fue organizada por los canales TVN, Canal 13 y Mega, y se centró en tres ejes principales: agenda social, gobernabilidad y programa económico.

En el foro participaron, por Apruebo Dignidad, Gabriel Boric (Convergencia Social); por Chile Podemos Más, Sebastián Sichel (independiente); por Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste (Democracia Cristiana); por el Partido Republicano, José Antonio Kast; por la Unión Patriótica, Eduardo Artés, y por el Partido Progresista, Marco Enríquez-Ominami.

Este último abanderado encaró su primer debate, luego que no pudiera participar en el anterior -realizado el 22 de septiembre- por estar haciendo una cuarentena preventiva. Mientras que Franco Parisi, del Partido de la Gente, nuevamente no fue parte del encuentro por estar fuera de Chile.

En tanto, los candidatos se preparan ahora para enfrentar el próximo viernes un nuevo debate organizado por la Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi).

GOBERNABILIDAD

El primer segmento del debate, centrado en la gobernabilidad, estuvo marcado por la postura de Provoste, que aseguró que “he recibido el cariño, el apoyo y el compromiso de la base del Partido Socialista“, descartando algún problema por los apoyos que ha recibido Boric por parte de parlamentarios de ese partido.

En tanto, el abanderado de Apruebo Dignidad replicó nuevamente la “advertencia” que le realizó hace unos días Daniel Jadue (PC) y afirmó que “no hay espacios para las amenazas, lo que corresponde es juntarnos por las convenciones compartidas”.

Por el otro sector, Sichel fue consultado por su baja en las últimas encuestas, bajándole la importancia y asegurando que “estoy confiado que ganaremos y que vamos a construir una mayoría lejos de los extremos y que respeta el estado de derecho”.

En tanto, Kast aseguró que “las Naciones Unidas está integrada por países que no creen en la democracia y que violan permanente los derechos humanos”, asegurando que por esa razón en su programa de gobierno planea sacar al país”.

Mientras que Artés realizó una fuerte crítica al Gobierno actual de Sebastián Piñera, acusando que “no está centrado en los problemas de la gente, sino que hay desfalco y una sinvergüenza”. Además, dio cuenta que piensa “refundar las policías” en el país.

Por su parte, Ominami descartó las acusaciones que lo vincula como asesor del presidente de Argentina, Alberto Fernández, y aseguró que “la soberanía no se negocia“.

ACUSACIÓN CONSTITUCIONAL A PIÑERA

Sobre la acusación constitucional contra el Presidente Piñera por su vinculación con la venta de Dominga, el abanderado de Apruebo Dignidad señaló que “estoy de acuerdo con seguir todos los caminos institucionales que permitan un juicio político a Piñera, por eso vamos a presentar una acusación”.

En esta línea, la candidata de Nuevo Pacto Social señaló que “no puede expresarse” en esta materia porque la inhabita de votar en el Senado, aunque dio cuenta que “como chilena me siento vergüenza por la vinculación del Presidente en negocios oscuros”.

Sichel, por su parte, acusó que se ha transformado “en un hábito” para el Congreso realizar acusaciones constitucionales, aunque advirtió que su postura es “investigar caiga quien caiga“.

“Las instituciones deben resolver eso (si es culpable), espero que sean inocente, no voy a tener ninguna investigación”, puntualizó el candidato oficialista.

En el caso de Kast, pidió “usar todas las instancias” de investigación en este caso, mientras que Artés aseguró que “estamos con la destitución” del Mandatario y Me-O solicitó la renuncia de Piñera porque “es un problema“.

VIOLENCIA EN LA MACROZONA SUR

En el debate también se abordó la violencia en la macrozona sur del país y la alternativa de militarizar las regiones, a lo que Provoste respondió que esta opción es “seguir con la lógica del fracaso” y que la única forma de acabar con la violencia es “tener un diálogo“, ayudando también que el Estado “fracasó en el territorio”.

Postura similar es la de Boric, quien aseguró que “la crisis en La Araucanía se aborda con diálogo, reconstruyendo la confianza”, ya que -afirmó- “si seguimos insistiendo en lo mismo, vamos a obtener más de lo mismo”.

En tanto, Sichel profundizó en la violencia que sufren los habitantes de la región y Kast aseguró que a quienes participen de hechos de violencia en la zona “les aplicaría la ley de Seguridad Interior del Estado y la ley Antiterrorista“.

INMIGRACIÓN Y AGENDA SOCIAL

Sobre la situación migratoria que afecta al norte del país, el candidato de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, afirmó que “el Gobierno lo ha hecho muy mal” en esta materia, por lo que planteó “aumentar el control y las expulsiones legítimas de quienes entraron de manera ilegal” al país.

Por su parte, Ominami aseguró que buscará “aumentar los servicios en lo que se tratan estos temas, que son muy precarios“, además destacó que él ha sido deportado y sabe lo que es ser migrante.

En tanto, Artés afirmó que la migración “es un derecho para todos“, lamentando que en el país “se trata mal al migrante sencillo, al trabajador”.

Mientras que Provoste dio cuenta que “lo que nosotros haremos es establecer que la ley de Migraciones se cumpla”. También realizó una fuerte crítica al Gobierno, asegurando que en el norte generó “una nueva zona de sacrificio“.

“Nos parece importante que la cooperación esté al servicio de un proceso migratorio que sea seguro, ordenado, regular y agrego una mas: digno“, puntualizó la ex presidenta del Senado.

En el caso de Kast, aseguró que “tienen que hacerse cargo los otros país” de esta llegada masiva de personas al país, mientras que la posibilidad de una zanja -idea que apoya- “fue un proyecto ideado por Michelle Bachelet“.

Boric, por su parte, afirmó en esta materia que “lo primero que vamos a hacer es abandonar la doctrina Piñera de hacer un show en Cúcuta de invitar y después abandonar“, sino que “hay que tratarlos desde la perspectiva de los Derechos Humanos”.

ECONOMÍA

Sobre la economía, Artés hizo hincapié en el caso de las pymes, asegurando que “deben ser apoyadas“, y que esto se puede lograr evitando la evasión de las grandes empresas en el país.

Por su parte, Provoste informó que “nuestro programa de Gobierno cuesta cinco puntos del PIB y lo que hemos señalado es que vamos a realizar una reforma tributaria”, alertando que esto será con “una pesada mochila fiscal, muy compleja desde el punto de vista social también”.

El candidato del PRO, Marco Enríquez-Ominami, advirtió que “la UF lo único que ha hecho es una anomalía doble, porque usted no gana en UF, gana en peso”.

En el caso de Kast destaca “ser el único” de los candidatos en bajar todos los impuestos en su programa.

El abanderado frenteamplista, en su caso, aseguró que “lo que estamos planteando es una reforma tributaria de largo aliento“, destacando la importancia de reducir la evasión en el país.

Sobre el cuarto retiro de los fondos previsionales, la senadora Provoste afirmó que está a favor, aunque advirtió “esto es una política que no nos gusta en donde tenemos que ser capaces de atenuar las consecuencias negativas que tiene la situación de los retiros”.

La mirada de Sichel es también aprobar este proyecto pero “en la medida que aprobemos que se retire el 100% y que cada uno, libremente, elija quien le va administrar esos fondos en el futuro“.

Vía: Cooperativa