Inicio Politica Nacional Evópoli vs. Carlos Peña: “Esto no es una competencia de quién es...

Evópoli vs. Carlos Peña: “Esto no es una competencia de quién es más liberal”

405
0
Compartir

Ayer Carlos Peña los acusó de ser “liberales a costa ajena” por oponerse al reglamento del aborto en tres causales junto a la UDI y RN. “¿Una institución objetora puede, o no, dar una prestación como una cesárea? Nosotros creemos que sí”, insiste jefe del partido.

No tardaron en acusar el golpe luego que ayer  Carlos Peña, los acusara de ser “liberales a costa ajena” en su casi siempre controversial columna de los domingos en El Mercurio. ¿El pecado que les imputó? Declararse liberales a los cuatro vientos, pero luego alinearse con el ala conservadora de la derecha, la UDI y RN, para oponerse en el Tribunal Constitucional al reglamento del aborto: “El problema es que ahora Evópoli pretende que una institución pueda ser objetora de conciencia -homenajear sus convicciones incumpliendo la ley- y al mismo tiempo recibir dineros del Estado para prestar atención ginecológica u obstétrica”.

Peña les formula el cargo de “hacer la propia voluntad sin llevar los costos de hacerlo” y que “así cualquiera es liberal”. La reacción del partido fue tan o casi más rápida que si los hubiesen provocado la jefa UDI Jacqueline Van Rysselberghe o su par RN Mario Desbordes. Antes de ir a las comillas, puntos y comas, valga subrayar que el alto mando de Evópoli insiste en que no son conservadores y que sus principios no están en cuestión.

Pero desde que Peña habló ya le han contestado al menos cuatro veces.

Ayer mismo, el presidente del colectivo, Hernán Larraín Matte, partió por enviar una carta a El Mercurio en que defiende sus ahora cuestionadas credenciales liberales. Después, el partido hiló cuatro posteos consecutivos en su cuenta de Twitter. Luego Larraín ahondó el debate con La Tercera PM, y detrás suyo, algunos dirigentes.

“Hay, efectivamente, principios liberales que están en tensión. Estamos convencidos que Evópoli está defendiendo principios propios de su ideario liberal, y nos parece muy legítimo que Carlos Peña exprese su punto de vista, y que nosotros respondamos”, explica el jefe del partido. Recalca que “lo importante es que el liberalismo es una tradición donde no existe “un” liberalismo; es una familia amplia y buscamos consistencia al defender los principios liberales que están en cuestión”.

-¿Por qué se están comprando este problema, de que les cuestionen alinearse con la UDI y RN, si en estos meses se han desmarcado de ellos en temas valóricos y han hecho de todo por ser los liberales o chascones de la derecha?
-Estamos recurriendo al TC porque para Evópoli existe el principio fundamental de libertad de asociación, la autonomía de los grupos intermedios, la diversidad y riqueza que le aportan a la sociedad civil y los privados -en su rol público- al país. Estamos defendiendo convicciones liberales, y al mismo tiempo estamos defendiendo principios comunes de Chile Vamos.

-Entonces, al menos en este tema sí están de acuerdo con la UDI y RN.
-En esta materia estamos defendiendo un principio común: libertad de asociación, autonomía de cuerpos intermedios y la subsidiariedad.

-Peña los compara con “una comunidad amish” al referirse al estatus en que se busca dejar a las clínicas y planteles: “Es como si una comunidad amish pretendiera financiamiento para su escuela y, al mismo tiempo, no cumpliera el currículum escolar arguyendo que es contrario a sus creencias y que de todas formas presta un servicio puesto que enseña a leer”.
-Es un ejemplo, que está en el límite de la caricatura, respecto del punto de fondo. ¿Una institución objetora puede, o no, dar una prestación como una cesárea? Nosotros creemos que sí.

Según Larraín, la postura que su partido hoy asume “tiene que ver con principios que son parte de la cultura liberal. Evópoli está defendiendo convicciones liberales, tiene que ver con nuestra doctrina, con nuestra visión pluralista de la sociedad. Para nosotros esto no es una competencia de quién es más liberal; queremos ser genuinos defensores de nuestras convicciones”.

“No estamos en contra del aborto en tres causales”

El diputado y antecesor suyo en la testera del partido, Francisco Undurraga, subraya que, además de dicha explicación, y para que quede claro -dice- el fondo del asunto, “nosotros no estamos en contra del aborto en tres causales. Es una ley de la República”.

También salió a defenderse el también ex presidente y hoy senador, Felipe Kast, para quien es “curiosa” la carta de Peña. “No me parece muy liberal querer imponer un régimen único a los cuerpos intermedios. Tal como diría Constant, si no hay cuerpos intermedios fuertes, la libertad individual se vuelve impotente frente al poder organizado del Estado”.

Sigue Kast: “Lo que parece no incorporar Peña en su análisis es que la libertad de convicciones de los cuerpos intermedios no impide el pleno cumplimiento de la ley, y por el contrario, una limitada visión de la subsidiariedad sí genera costos sanitarios importantes a la sociedad, pues esos hospitales dejarían de atender a un grupo importante de la población”.

Otras voces liberales salieron a respaldarlos desde fuera del partido. El empresario Álvaro Fischer dijo que tampoco comparte el juicio de Peña: “El convenio de salud es un pago por un servicio que el Estado considera beneficioso para la población, beneficio que no desaparece porque la institución invoque la objeción de conciencia. Quitarle el subsidio por esa  sola razón es más un ejercicio de poder excesivo del Estado que una promoción indebida de sus valores por parte de la institución”.

Y, volviendo a la comparación “caricaturesca” del rector, añadió que “tampoco comparto lo del ejemplo de la comunidad amish. Creo que el sentido de otorgar subsidios a la educación de las personas no es condicionarlo a lo que este (o la mayoría de turno) crea deben ser los contenidos del currículum, sino que a través de ellos permitir que las comunidades eduquen a sus miembros de acuerdo a sus creencias, (aunque no sean las del Estado) mientras ‘salven los derechos de terceros’, como dice Peña, frase con la que concuerdo. Eso también vale para una escuela que decida no enseñar evolución por razones religiosas”.

Durante la mañana, en tanto, el Twitter de Evópoli (que partió reconociendo “críticas respecto al rol liberal que tiene nuestro partido”) ha insistido en que “el aborto en tres causales es una legislación que se debe cumplir, y que “lo que pretendemos con esta acción, es defender la autonomía, la diversidad de la sociedad civil y el rol público. Esto significa que estamos por la posibilidad de que los hospitales objetores de conciencia puedan continuar entregando prestaciones que beneficien a la comunidad”.

 

Fuente: La Tercera