Inicio Entrevistas Felipe Kast, senador por La Araucanía: “A RN y la UDI a...

Felipe Kast, senador por La Araucanía: “A RN y la UDI a veces les cuesta valorar la diversidad que trae Evópoli a Chile Vamos”

576
0
Compartir

Aunque destaca la forma en que el gobierno ha desarrollado su gestión, el excandidato presidencial expresa su rechazo al permiso que se le dio a Celestino Córdova.


Habla sin titubeos, porque está convencido de que la contribución de Evópoli en el gobierno de Sebastián Piñera ha sido contundente. Al enfrentar su primer período como senador por La Araucanía, Felipe Kast cree que es justamente en esa región donde se viene una de las tareas cruciales para La Moneda.

Ministerio de la Familia, aborto libre y eutanasia son algunos de los temas que involucrará la discusión “valórica” en la agenda. ¿Cómo cree que se deben compatibilizar en Evópoli las opiniones diversas para evitar lo que pasó con la senadora Carmen Gloria Aravena, quien se sintió atacada al expresar su postura en contra del matrimonio igualitario?

Evópoli es un partido de inspiración liberal, pero eso no significa que sea un partido donde no se acepte la diversidad. Para la gran mayoría de nosotros, la tolerancia, el respeto a las opiniones distintas es algo muy profundo e intrínseco de cualquier liberal, que basa su filosofía en la persuasión y jamás en la imposición.

Lo que ocurrió con la senadora Aravena fue una excepción?

Fue algo que le ocurrió a ella con ciertas personas del partido y la directiva tomó una postura muy clara. Fue un episodio sano y útil para abordar estas materias y tener no solo un debate doctrinal, sino también una visión de lo importante que es que la diversidad sea parte de la riqueza del partido. Es así como Evópoli le ha traído mucha diversidad a lo que era la Alianza por Chile. Probablemente, si no existiera Evópoli al interior de Chile Vamos, la coalición seguiría en algo muy parecido a lo que fue la Alianza por Chile.

¿Cuál es su evaluación del gobierno?

Tenemos un gobierno muy maduro, donde Evópoli se siente muy cómodo, con un Presidente que no elude ningún tema, por el contrario, los enfrenta, y creemos que no solamente está ganando la batalla electoral, que la ganó con creces en la pasada elección presidencial, sino que está dando una batalla cultural que está logrando poco a poco abrir la cancha. Y el que hoy día Sebastián Piñera esté disponible a buscar alianzas con otros actores que en el pasado estuvieron en la Concertación, es algo que Evópoli también viene planteando hace mucho tiempo. Tenemos un gobierno que está haciendo las cosas muy bien, y un Presidente que está con una madurez incluso mayor a la que tuvo en el primer gobierno, donde se está cuidando la figura presidencial, algo muy importante para la conducción de la coalición.

¿Y dónde falta más esfuerzo?

El gran tema que se nos viene, que me ha tocado trabajar muy de cerca junto al intendente Luis Mayol, a Jorge Retamal, director de la Conadi, y al ministro Alfredo Moreno, es el tema de La Araucanía. Hemos visto cómo se han recrudecido los ataques y creo que tiene que ver con una reacción de los grupos violentistas, al ver a un Presidente con decisión de enfrentar la violencia sin escrúpulos y con mucha convicción. Hay que avanzar en dos líneas; una es la seguridad, en particular la inteligencia. Tenemos que pensar que el Presidente Piñera recibió una policía descabezada, tuvo que hacer cambios en el alto mando, una inteligencia que estaba completamente desestructurada. La clave para enfrentar a los grupos radicalizados es la inteligencia, y es justamente lo que la Operación Huracán y el gobierno anterior dejó en su peor condición. En paralelo a la seguridad, también hay que avanzar con mucha fuerza, y es lo que está haciendo Jorge Retamal, en tender puentes con el pueblo mapuche, que son personas que quieren y valoran la paz. Ese trabajo de diálogo, de alianzas es muy relevante para que no sea solamente una estrategia policial, sino que sea una estrategia integral, que es lo que el Presidente ha planteado para La Araucanía como la fórmula para poder devolverle la paz.

Una señal potente en ese sentido fue la reunión que sostuvo Jorge Luchsinger con el lonco Aniceto Norín, a instancias del ministro Alfredo Moreno.

Valoro mucho las palabras de Luchsinger, que es una de las personas que me ha tocado conocer en los últimos años y que más admiro por su entereza, por su humanidad, su generosidad.

Adicionalmente, creo que la clave ahí es el trabajo que ha venido haciendo Jorge Retamal, obviamente en conjunto con el ministro Moreno, pero la virtud que tiene Jorge es que fue el director de la Conadi en el gobierno anterior y logró construir lazos con personas muy relevantes del pueblo mapuche. Hoy día está haciendo una labor espléndida en poder complementar la labor policial con una estrategia de genuino interés por el pueblo mapuche, y que el pueblo mapuche pueda ver en el gobierno ese interés traducido en hechos concretos.

¿Cómo evalúa la decisión del gobierno de conceder un permiso especial a Celestino Córdova para ir a renovar su rehue?

No me gusta el gesto que se hace a Celestino Córdova, condenado por unos de los crímenes más brutales desde el retorno a la democracia, pero las declaraciones de Jorge Luchsinger cambiaron el escenario. Jorge y su familia mostraron una grandeza pocas veces vista en nuestro país. Espero que el gesto de Jorge sea un punto de inflexión hacia la paz en la región, y que finalmente Celestino Córdova muestre arrepentimiento por su participación en el asesinato de los padres de Jorge.

Chile Vamos “en su mejor momento”

¿Cómo ha visto la coordinación interna en Chile Vamos y su rol como coalición oficialista?

Es una coalición que, cuando me tocó fundarla -en ese momento yo era presidente de Evópoli- junto al presidente de la UDI, Ernesto Silva, y Cristián Monckeberg, que presidía RN, muchos no daban un peso por esta coalición, y la verdad es que fue una decisión muy positiva haberla constituido. Yo tengo la esperanza que siga creciendo, y eso va a requerir de la generosidad de todos. Por eso, me alegra que el Presidente Piñera haya hecho gestos diciendo que la coalición no puede quedarse estática. Tenemos mucho en común con grupos de centro que en el pasado se sintieron identificados con la Concertación y que hoy día están huérfanos, y no hay ningún motivo para no poder construir alianzas con ese mundo. Más allá de las discrepancias que pueda haber en cualquier coalición, esta es una coalición que está en su mejor momento, tiene una evaluación muy superior al Frente Amplio y la Nueva Mayoría. Tenemos que cuidar nuestra coalición más allá de quiénes sean los futuros candidatos, que no se adelante esa definición presidencial. Ha sido un error por parte de aquellos que lo han hecho.

¿Se refiere con eso a las giras que iniciaron los senadores Ossandón y Allamand?

Nunca es un error poder comunicar los logros del gobierno, lo que es un error es ocupar el aparato del gobierno para fines distintos a los que son colectivos. Es muy importante que todos tengamos mucho cuidado de poder dedicarnos a que al gobierno le vaya bien más allá de trabajar simplemente para hacer carreras personales. Eso ya vendrá más adelante, es legítimo que ocurra, pero hoy día es completamente a destiempo.

Sin embargo, el senador Ossandón dice que lo que él hace es reforzar la labor del gobierno y la imagen del Presidente Piñera, que para eso realiza las giras.

No me voy a referir al episodio particular de Ossandón ni de Allamand. Lo importante es que todos coincidamos en que hoy día es el momento del gobierno más de las carreras presidenciales.

Lo que sí debiera empezar a coordinar Chile Vamos es cómo se va a preparar para las próximas elecciones municipales y de gobernadores. En ese proceso, ¿Evópoli va a pedir igualdad de condiciones en la negociación, a diferencia de lo que ocurrió en la parlamentaria?

Lo que hizo Evópoli fue poner la unidad de Chile Vamos por sobre el interés particular del partido. Tuvimos que sacrificarnos porque nos preocupaba más que a Chile Vamos le fuera bien, y de eso no nos arrepentimos. Fue muy doloroso para Evópoli el maltrato que sufrió en el tema de los cupos parlamentarios, pero no vale la pena quedarse en aquello. Obviamente, en el futuro sería impensable aceptar condiciones como esa.

“Los niños primero” ha sido la principal contribución de Evópoli al gobierno. ¿Cuál ha sido la contribución de la UDI y RN?

La UDI y RN son dos partidos que conocemos muy bien hace bastante tiempo y, por lo tanto, no he visto grandes sorpresas. Sí creo que a veces les cuesta valorar la diversidad que trae Evópoli a Chile Vamos, aunque es algo que se ha ido puliendo y mejorando. Tenemos que mirar la diversidad que trae Evópoli no como un problema sino como una forma de tener una coalición sólida, consistente, seria y que represente al Chile moderno.

 

Fuente: La Tercera