Inicio Politica Internacional Falta de combustible impide a la ONU encaminar la ayuda a Gaza

Falta de combustible impide a la ONU encaminar la ayuda a Gaza

2
0
Compartir

«No recibiremos la ayuda que llegue a través del paso de Rafah mañana», alertaron desde la agencia para los refugiados palestinos.

Los territorios afectados han recibido unos 980 camiones desde Egipto, una cifra que sigue muy por debajo de las necesidades en la zona.

La agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) no podrá encargarse de transportar la escasa ayuda humanitaria que llega a la Franja de Gaza tan pronto como este martes por la falta de combustible en el enclave sitiado por el Ejército israelí.

El director de la UNRWA, Thomas White, avisó en un mensaje en la red social X (antes Twitter) de que sus camiones «se han quedado sin combustible». «No podremos recibir la ayuda que llegue a través del paso de Rafah mañana«, añadió.

Durante una rueda de prensa previa, el director de la oficina de la agencia humanitaria de Naciones Unidas (OCHA) en los territorios palestinos, Andrea De Domenico, dijo que hasta el momento han recibido unos 980 camiones con ayuda humanitaria desde Egipto, pero que la cifra está muy lejos de las necesidades sobre el terreno.

Unos 500 camiones de ayuda humanitaria entraban a diario a Gaza antes de la guerra entre Israel y Hamás, según datos de la ONU.

Además, explicó De Domenico, a partir de mañana los equipos de Naciones Unidas en el enclave no podrán descargar los camiones ya que no tienen combustible para operar las máquinas elevadoras ni para transportar estos cargamentos a los lugares donde está la gente que los necesita.

El responsable recordó además que la comunicación con el enclave podría cortarse totalmente el jueves, después del anuncio del servicio palestino de telecomunicaciones Paltel de que se verá obligado a cerrar totalmente el servicio por la falta de combustible.

El portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric, definió este lunes que la situación es «extremadamente terrible«, y lamentó que además «no está ocurriendo a puerta cerrada, está ocurriendo a vista de todos».

«Necesitamos acceso a nuestro combustible para llevarlo a las instalaciones de la UNRWA, las plantas de desalinización, las clínicas de salud… No deberíamos de tener que negociar por combustible«, remarcó.

Vía: Cooperativa